(34) 966 88 25 00 abaco@hotelabaco.es

Entrevista con Mauricio y Edu

MONTAJE CAPRICHOS

¨Nos sentimos como en un cuento por un fin de semana¨

El pasado fin de semana, tuvimos el placer de conocer a Mauricio y Edu, una pareja madrileña, que viene desde las entrañas del barrio de Malasaña, dónde dirigen y gestionan juntos un pequeño taller artesano de pieles desde hace un año, con mucho mimo y amor por los pequeños detalles.

Recepcionista: ¿Por qué Altea? y ¿Por qué Abaco?

Mauricio y Edu: Tenemos muchos amigos y conocidos que desde hace años nos hablan de Altea, amigos que constantemente nos han enseñado fotos de sus visitas a Altea, algunos tienen incluso su segunda vivienda aquí…nos han hablado de éste y aquél rincón, de tal o cuál restaurante… y nosotros somos muy de mirar hacia otros países cada vez que planificamos un viaje , así que siempre acabábamos posponiendo Altea, muy ignorantemente podemos decir ahora. Al final hasta que no vives algo “in situ”, no eres capaz de juzgarlo, por mucho que te cuenten que es maravilloso, concreta Edu.

En el caso del Hotel pasó un poco lo mismo, tenemos unos muy buenos amigos que estuvieron aquí hace unos meses y nos hablaron maravillas, así que confiamos plenamente en lo que nos dijeron y sin pensarlo dos veces ni buscar más hoteles, reservamos en Abaco. Al principio no sabíamos todo lo que hacíais aquí, y nuestra idea era recorrer Altea sin más, nunca creímos que nuestro viaje se convertiría en lo que finalmente se ha convertido.

Recepcionista: ¿Concretamente a qué os referís cuando decís “en lo que se ha convertido”?

Mauricio y Edu: Pues, a pocos días de la fecha, un poco por curiosidad me metí en la página web de Hotel Abaco para ver todo bien, ubicación y esas cosas, y ví que había un apartado de Caprichos, así que eché un vistazo y….vaya sorpresa la mía! Edu es mucho más reacio que yo a hacer este tipo de cosas….pero cuando vi todos los caprichos que ofrecíais, no me pude resistir y de pronto quise reservarlos todos (risas). Así que os llamé directamente para que me asesorarais un poco y me dierais alguna idea…aunque lo que quería básicamente era sorprender a Edu y que juntos disfrutáramos de este tipo de cosas, que la verdad nunca habíamos hecho. Todos nuestros viajes son muy “activos”, muy de no parar de visitar lugares, de no parar de caminar con las mochilas a cuestas…y bueno, creí, que ya iba siendo hora de algo más relajado y se convirtió en una experiencia muy completa en todos los sentidos…con un enfoque totalmente opuesto al de viaje-estrés al que estamos acostumbrados.

Recepcionista: Y finalmente, ¿por qué caprichos os decantasteis?

Mauricio y Edu: Pues cuando hablé con la persona que me atendió por teléfono, pude resolver unas cuantas dudas, y ella me dijo que según lo que nos pudiera apetecer, ella me aconsejaría las horas idóneas, o según nuestros gustos, los caprichos. Me dejé llevar totalmente y confié la verdad. No soy nada experto en estas cosas asi que…mejor confiar en alguien que planifica este tipo de cosas a diario. A nuestra llegada teníamos preparado un Baño Romántico, increíble! fue como entrar en otro mundo al ver todos esos pétalos de rosas, sentir el aroma, el cava, las velas encendidas…las fresas con chocolate….la sopresa iba para Edu….pero los dos nos quedamos con la boca abierta. Ese día nos quedamos en la habitación sin salir absolutamente para nada! a las dos horas después, nos trajeron una tabla mixta de embutidos y quesos, una botella de vino tinto y definitivamente, teníamos tanta paz y relajación en nuestros cuerpos que era imposible pensar en salir!(risas)así que después del baño y aquella cena de “picoteo” ya no salimos hasta el día siguiente. Otro capricho que degustamos fue la fondue de chocolate para merendar al día siguiente, que acompañamos con una botella de cava. Ideal para ese momento de descanso entre la tarde y la noche. Sólo hemos estado 2 días, pero si hubiéramos tenido más tiempo seguro habríamos probado algún capricho más. Incluso a mi, me habéis conquistado (comenta Mauricio, que es un poco reticente a la hora de dejarse llevar con este tipo de experiencias)

Recepcionista: ¿Recomendaríais Hotel Abaco a todos vuestros amigos? ¿o sólo a un perfil muy concreto?

Mauricio y Edu: A todo el mundo que conocemos! a todos! Osea…Abaco cuenta con la mejor ubicación posible. No necesitas el coche para nada y estas a 5 minutos de la parte más alta del pueblo, con restaurantes, tiendas de artesanía…pero encima, si lo que quieres es visitar la playa, igual, en 5 minutos estás en ella desde el hotel. Estás en el verdadero corazón del pueblo, con sus gentes, con sus costumbres y a dos pasos de la zona más bohemia. Es perfecto busques lo que busques. Eso sí, siempre y cuando no tengas niños o los puedas dejar con alguien! Estamos totalmente de acuerdo con vuestra política de aceptación de niños a partir de 10 años, esto no sería lo mismo, y la verdad es que sería una verdadera pena tanto para los clientes que buscaran relax, como para los pobres niños aquí metidos sin poder hacer “cosas de niños”. Vamos, que lo recomendamos totalmente.

Recepcionista: ¿Volveríais?

Mauricio y Edu: Sin pensarlo dos veces y es más, seguramente nos quedaríamos en la misma habitación, en Kasbah. Nos ha robado el corazón y vosotros también! Nos habéis tratado muy muy bien!

Estamos muy contentos de poder publicar esta entrevista, para nosotros es un orgullo plenamente satisfactorio oír y transcribir todo esto!

Os esperamos de nuevo chicos!

Abaco

___________________________________________________________________________________________________________

Inaugurando un nuevo espacio en nuestro blog, – Espacio cliente – , dónde iremos haciendo “entrevistas” a algunos de nuestros clientes, a los que les apetezca, claro está, ellos fueron los primeros. Esperamos que os guste y sobretodo, sirva de ayuda si  estáis pensando en visitar nuestro hotel.

Entrevista con Javier y Lourdes

b

 “Una breve e inolvidable escapada para repetir”

El pasado fin de semana, tuvimos la oportunidad de conocer a Javier y Lourdes, clientes y ahora amigos, de la cercana localidad de Moraira, Alicante.

Javier y Lourdes son un joven matrimonio con un niño de 2 años al que pudieron dejar a cargo de los super abuelos, padres de Javier. Aprovecharon el puente de noviembre para hacer una escapada ” a solas ” de las de mimos, relax y desconexión, “tiempo para ellos” lo difinieron exactamente.

Recepcionista: ¿Cómo conocisteis nuestro hotel?

Javier y Lourdes: Buscamos en internet lugares relativamente cercanos a Moraira, dónde poder estar apartados de lo que nos rodea por unos días, pero lo suficientemente cerca de nuestro pequeño. El primer resultado o de los primeros fue Hotel Ábaco en Altea, y aunque habíamos visitado Altea de forma muy superficial en alguna ocasión, nos pareció buena idea pasar unos días y ver más en detalle el pueblo.

Recepcionista: ¿Qué fue lo que os hizo decantaros por Hotel Ábaco y no otro?

Javier y Lourdes: En primer lugar las críticas, todas son excelentes, no puede haber tanta gente equivocada pensamos, y lo cierto es que al ver las fotos del hotel, los caprichos personalizados que ofrecéis y la ubicación, creímos que teníamos que reservar cuanto antes para no quedarnos sin nuestra habitación (risas), y así lo hicimos.

Recepcionista: ¿Cómo realizasteis vuestra reserva?

Javier y Lourdes: Pues nuestra primera opción fue vuestra web, estuvimos mirando las diferentes habitaciones, precios, caprichos y aunque todo parecía bastante sencillo decidimos llamar por teléfono ya que queríamos tener más información acerca de un capricho en particular y la persona que me atendió (dice Lourdes), a parte de resolver nuestras dudas se ofreció a hacer la gestión de la reserva vía telefónica y de ese modo nosotros no tendríamos que hacer la reserva por la web, lo cual me vino genial porque soy algo torpe con estas cosas (confesó Lourdes). 

Recepcionista: ¿Hay algo que cambiaríais de nuestro protocolo de reservas?

Javier y Lourdes: La verdad es que no, como en la mayoría de hoteles tienes que dar tu número de tarjeta de crédito (estamos acostumbrados) y en caso de vuestro hotel entendemos perfectamente que un hotel de estas peculiaridades requiera hacer el cobro del 25% del total de la estancia 1 mes antes de la llegada y el cobro del 75% restante 7 días antes, es lógico, y lo que más nos gustó es que nos lo explicarais, nos dio mucha confianza.

Recepcionista: ¿Qué habitación escogisteis? y..¿que os llevó a hacerlo?

Javier y Lourdes: Elegimos Santorini. Estuvimos hace unos años y tenemos tan buenos recuerdos de aquél viaje que estuvimos dudando de qué habitación elegir hasta que llegamos a ésta en la web, en cuanto vimos las fotos dijimos los dos: esa!! (risas) Lo tuvimos claro desde el minuto uno. Ahora que estamos aquí, evidentemente una habitación es una habitación, pero es como si nos transportara allí, como todo el hotel, está llena de detalles y….ni que hablar del jacuzzi! nos ha encantado. 

Recepcionista: ¿Qué caprichos elegisteis?

Javier y Lourdes: Pues me decanté por un Toque y una fondue de chocolate (dice Lourdes), pues yo fui quien quiso dar esa pequeña sorpresa a Javier, y lo hablé con vosotros sin que él se enterase.  Me parece una iniciativa y un servicio súper interesante de este hotel la verdad.

Recepcionista: Ahora que habéis pasado dos noches en el hotel, habéis disfrutado los desayunos y de algunos de nuestros caprichos  y por tanto ya sabéis de primera mano lo que es la experiencia Abaco, ¿qué es lo que más os ha gustado?

Javier y Lourdes: Todo!!! (risas) El conjunto de todas las pequeñas cosas y detalles es lo que hace que este hotel sea diferente. Nos encantó que nos recibierais con una copa de cava y unas fresas con chocolate, fue un puntazo (dice Javier), algo que no esperas. Los desayunos superaron nuestras expectativas con creces y los disfrutamos muchísimo! Otra cosa que nos ha gustado mucho es que las personas que trabajáis aquí nos hacéis sentir como en casa, nos aconsejáis y siempre como con un mimo muy particular y especial, algo que no hemos notado en otros sitios la verdad y se agradece.

Recepcionista: ¿Volveríais?

Javier y Lourdes: Sin pensarlo!! Eso si, con tanta variedad de habitaciones, nos quedaríamos en otra claro, creo que en Moulin Rouge dice Javier, aunque lo ideal sería ir probando en todas!! (risas) La pena es que no podemos abusar de los abuelos tantas veces, y sabemos que aquí no podríamos venir con nuestro peque, principalmente porque es una norma que entendemos totalmente, pero además, estamos totalmente de acuerdo con ello, aquí se respira paz y todos sabemos que los niños son impredecibles. Además Lourdes y yo también necesitamos tener estos momentos para nosotros solos, aunque hayamos llamado 20 veces a casa a ver que tal iba a todo (risas). Volveremos y lo recomendamos 100% .

Estamos eternamente agradecidos por vuestras palabras chicos!

Muchísimas gracias Javier y Lourdes, ahora ya sois un pedacito de Abaco.

Abaco